DIVAN DE TAMARIT PDF

Índice Siguiente. Gacela 1. Gacela del amor imprevisto. Nadie comprendía el perfume de la oscura magnolia de tu vientre. Nadie sabía que martirizabas. Transoxiana 7, Diciembre ; Hamid Ismailov, On the poetics of Lorca’s ‘Divan del Tamarit’, Translated into English by Natalya Khan and Saodat I. Bazarova. Posts about Divan del Tamarit written by coloredhorse.

Author: Samuran Arashizil
Country: Brazil
Language: English (Spanish)
Genre: Environment
Published (Last): 6 November 2007
Pages: 252
PDF File Size: 13.79 Mb
ePub File Size: 16.18 Mb
ISBN: 719-5-32031-771-5
Downloads: 18311
Price: Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader: Yozshumuro

Gacela del amor imprevisto. Gacela de la terrible presencia. Gacela del amor desesperado. Gacela del amor que no se deja ver. Gacela de la muerte oscura. Gacela del amor maravilloso. Gacela del recuerdo del amor. Gacela de la huida.

Gacela del mercado matutino.

Divan del Tamarit : Federico Garcia Lorca :

Casida dovan herido por el agua. Casida de los ramos. Casida de la mujer tendida. Casida de la mano imposible. Casida de la rosa. Casida de la muchacha dorada. Casida de las palomas oscuras. Yo quiero que el agua se quede sin cauce, yo quiero que el viento se quede sin valles. Resiste un ocaso de verde veneno y los arcos rotos donde sufre el tiempo.

Pero no ilumines tu limpio desnudo como un negro cactus abierto en los juncos. Granada era una luna ahogada entre las yedras. Granada era una corza rosa por las veletas. Todas las tardes el agua se sienta a conversar con sus amigos. Los muertos llevan alas de musgo. No quiero que me repitan que los muertos no pierden la sangre; que la boca podrida sigue pidiendo agua.

  COLITE PSEUDOMEMBRANEUSE PDF

No quiero enterarme de los martirios que da la hierba, ni de la luna con boca de serpiente que trabaja antes del amanecer. Con sur y llamas tamarif los malos cielos, eres rumor de nieve por mi pecho. Cielos y campos anudaban cadenas en mis manos. Campos y cielos azotaban las llagas de mi cuerpo.

No te lleves tu recuerdo. Toda la noche en el huerto mis ojos, como dos perros. Toda la noche, comiendo los membrillos de veneno. La niebla cubre en silencio el valle gris de tu cuerpo. Ignorante del agua voy buscando una suerte de luz que me consuma. Gacela del mercado matutino Por el arco de Elvira quiero verte pasar, para saber tu nombre y ponerme a llorar.

Por el arco de Elvira voy a verte pasar, para beber tus ojos y rivan a llorar. Por el ramarit de Elvira voy a verte pasar, para sentir tus muslos y ponerme a llorar. Por la calle abajo van los tres galanes, ay, ay, ay.

Por los arrayanes se pasea nadie.

Divan del Tamarit

Estanques, aljibes y fuentes levantaban al aire sus espadas. Casida de los ramos Por las arboledas del Tamarit han venido los perros de plomo a esperar que se caigan los ramos, a esperar que se quiebren ellos solos.

  LA SIERVA ANDRES RIVERA PDF

El Tamarit tiene un manzano con una manzana de sollozos.

Pero los tamarir son alegres, los ramos son como nosotros. La penumbra con paso de elefante empujaba las ramas y los troncos. Casida de la mujer tendida Verte desnuda es recordar la tierra.

La tierra lisa, limpia de caballos. La tierra sin un junco, forma pura cerrada al porvenir: Rubor sin nombre ya, astro perpetuo. Casida de la rosa La rosa no buscaba la aurora: La dr, no buscaba ni ciencia ni sombra: La rosa, no buscaba la rosa. La muchacha mojada era blanca en el agua y el agua, llamarada. Vino el alba sin mancha con mil caras de vaca, yerta y amortajada con heladas guirnaldas.

La muchacha dorada era una blanca garza y el agua la doraba. Casida de las palomas oscuras Por las ramas del laurel van dos palomas oscuras.

La una era el sol, la otra la luna. La una era la otra y la muchacha era ninguna. Por las ramas tamarig laurel vi dos palomas desnudas. La una era la otra y las dos eran ninguna.